lunes, 2 de abril de 2012

Motivación y Deporte

La teoría de la personalidad y de la motivación de Maslow, señala que el hombre siempre encontrará motivaciones para obtener una meta, pero esta estará en relación directa con una necesidad. Maslow ha podido realizar diferentes categorizaciones desde las más primarias necesidades hasta la más superior, que en su conceptualización concurre con el nivel de autorrealización. Este nivel de autorrealización, es para el deportista el grado sumo de concordancia entre sus impulsos biológicos y sus representaciones psíco-sociales.
La jerarquía que Maslow identifica para las necesidades siguiente orden: • Necesidades fisiológicas
• Necesidades de seguridad
• Necesidades de pertenencia y de cariño (o afecto)
• Necesidades de estima
• Necesidades de autorrealización


     Las necesidades fisiológicas están referidas a la ingesta de comidas, al abrigo, a la temperatura, orina, sueño sexuales y otras necesidades de naturaleza corporal.
      Las necesidades de seguridad están referidas a la seguridad corporal, a la defensa de las agresiones ya sean éstas de naturaleza física como emocional o bien internas o externas, no encontrarse enfermo, etc.
      Las necesidades de pertenencia y cariño es la primera que se manifíesta como necesidad de naturaleza social. Mientras que las necesidades fisiológicas y de seguridad se refieren a la propia persona, las de pertenencia y cariño han incluido al otro como semejante y necesario. Se relacionan con la necesidad de forma parte de un grupo o de pertenecer a otro o a alguien más. Desde una perspectiva psicoanalítica se ha contemplado a esta necesidad de acercamiento a los otros, como un instinto, el instinto de agrupación, o instinto gregario. Concepto éste, no siempre suficientemente aceptado por los profesionales psicólogos.
      La necesidad de estima –que también podría denominarse de reconocimiento- está basada en el supuesto de que todas las personas tienen necesidades fundamentales de respeto y de ser estimada por otros. Está necesidades de estima puede dividirse en dos: la necesidad de auto-estima y la necesidad de ser estimado/a por los otros.
      Por último, la necesidad de autorrealización, se manifestará como un proceso bastante complejo por medio del cuál una persona se percibe a si misma dirigiendo todos sus esfuerzos para llegar a ser lo que uno cree que es capaz de ser. En este proceso la auto-percepción es un factor fundamental.
      Desde un punto de vista psicoanalítico, podría definir a este proceso de auto-rrealización como la concordancia entre el ideal del yo y él yo ideal. En este proceso la estructura superyoica tendrá crucial importancia, acorde con las acciones que obligue o bien sugiera, realice la persona para obtener sus metas u objetivos.
      Maslow afirma que este grupo de necesidades se va dando en un orden progresivo, integrándose las unas a las otras y sin dejar de subsistir, no desapareciendo sino complementándose.
     Un aspecto importante en todo este proceso está remarcado por el lema “una necesidad satisfecha no sirve para motivar una conducta”. Y esto es obvio, ya que para que se produzca una conducta de motivación, alguna necesidad (insatisfecha) debe estar actuando como sustrato.
      Que lugar de “necesidad” ocuparían los deportes?. He aquí un tema profundo y complejo, al que podríamos acceder, señalando, por el momento, que el deporte cubriría todo este tipo de necesidades. Por supuesto que esto también dependerá de que tipo de deporte se trate, pero ya que la actividad deportiva involucra en su totalidad bio-psíquica-social al hombre, estas necesidades están de hecho incluidas en esta esfera multimensional que caracteriza a todos los individuos.
      La teoría de Maslow postula que todos los seres humanos son potencialmente capaces para ir paulatinamente escalando las diferentes jerarquías de necesidades y esto dependerá del grado de madurez alcanzado. No obstante, es posible que no todas las personas lleguen a los niveles máximos, factor este que dependerá del entorno y de las propias posibilidades de autorrealización que las personas se permitan y anhelen.
      En este sentido, el medio social, ya sea cercano o institucional, operará tanto en sentido positivo como negativo. Las motivaciones ajenas al individuo no operarán en su beneficio, muy por el contrario, estorbarán el normal desenvolvimiento de las metas que el deportista se haya propuesta.
      He aquí un punto importante que hemos mencionado, cuando hablamos de metas posibles y realizables.

LA MOTIVACIÓN EN EL DEPORTE
      Ya en el año 1976,K. Feige realizo una serie de investigaciones vinculadas a la motivación en los deportes. Desde una perspectiva pluridimensional, este autor distingue que, dentro de una persona que va a realizar deportes, se encuentran diferentes asociaciones psicológicas:
• una base fisiológica, biológica o instintual
• un factor de relación emocional-afectivo
• una alineación y estabilización sobre la base de necesidades ya individuales, ya sociales
• un factor reforzador de naturaleza intelectual
• y una decisión voluntaria orientada tanto por los propios objetivos como la escala de valores del deportista

     El primer punto tratado por Feige (1976), esta profundamente vinculado a lo instintual y es de naturaleza inconsciente encontrándose su más pura manifestación ya en el infante. Para Feige, este placer derivado de funciones vitales será la base vital para la motivación en el deporte. De este placer hemos nosotros ya hablado anteriormente.
      En el segundo punto, Feige, señala que en toda actividad motora, sobre todo en el deporte, como consecuencia inmediata encontraremos las emociones características. Dice este autor: “los procesos emocionales se hallan integrados en la diversidad de los acontecimientos psíquicos, es decir, actúan positiva o negativamente según las experiencias de placer o de aversión en que se basan, reforzando o rechazando todos los estratos de la personalidad, tanto en el campo de los impulsos como también en el de los procesos intelectuales y del voluntarismo”(1976).
      En el tercer punto es donde se podrán encontrar casi todas “las motivaciones ligadas a las necesidades y ambiciones que ejercen un dominio en la práctica deportiva, o bien que impulsan, refuerzan y estabilizan una actividad deportiva especifica”.
      Será en el deporte donde el hombre podrá obtener un amplio campo para realizarse en diferentes y diversos ordenes.
      En el cuarto punto, Feige hace referencia a la necesidad y a la utilidad de la práctica deportiva, tanto para la salud física o psicológica. Aquí los reforzadores intelectuales, el darse cuenta, el insight, obrarán en forma positiva, ya que integrarán varias acciones tanto físicas como emocionales.
      Dice Feige: “La dominancia original de las actividades motrices cede, en el transcurso del desarrollo, ante el desplazamiento de los impulsos hacia campos de experimentación y de acción, de forma que el fundamento instintivo para la actividad deportiva será siempre más débil y por ello mismo, solo podrá asegurarse una motivación efectiva para el movimiento corporal mediante unos conocimientos racionales”(1976). Desde este punto, merece destacarse, según nuestra opinión, que este autor da una enorme importancia a la integración paulatina, según las diferentes edades, sobre todo cuando se es adulto, al factor integración de todas las áreas para la consecución de las metas personales respecto del deporte y sus beneficios.
      El último punto tendrá que ver con todos los componentes finales dirigidos hacia la consecuencia de un objetivo.
      Al respecto señala Feige que “la fuerza motivadora de los componentes finales depende, por último de forma decisiva de la importancia que el logro de los objetivos deportivos tenga para la representación valorativa personal..considerando que las medidas de valor que forman su base son divergentes de las oscilaciones y modificaciones individuales, la asignación concreta de la categoría de un objetivo deportivo solo podrá hacerse en casos aislados en relación directa con un amplio diagnostico de la personalidad” (Feige,1976).
GABLER Y SU INVESTIGACIÓN SOBRE LA MOTIVACIÓN EN EL DEPORTE
      Basado preferentemente en la teoría sobre la motivación en el deporte de Heckhausen, Gabler realizó una investigación sobre diferentes temas vinculados a este aspecto por medio de preguntas abiertas e integrativas.
• Aportan los deportistas de competición una motivación de rendimiento más elevada que los no deportistas y también unas posiciones valorativas especificas que les capaciten para conseguir elevados esfuerzos y también grandes rendimientos, o existen en ellos unas condiciones estimulantes especificas para actualizar el motivo del rendimiento?
• Si este es el caso, cuáles son esta variables estimulantes especificas y que importancia revisten? Depende esta importancia, por motivos especifico-evolutivos, de la edad, o más bien de la posición del rendimiento individual ya logrado?.
• Por que capacitan precisamente estas variables estimulantes, dentro del medio deportivo, a unos individuos mas que a otros, para motivarlos temáticamente para el rendimiento? Cuales son los factores que han contribuido a crear bajo esas condiciones especiales? Piénsese por ejemplo en las influencias formativas familiares, en el papel desempeñado por unos modelos o los factores ecológicos del medio ambiente (múltiples posibilidades para el juego y los movimientos
• durante la infancia),en las condiciones concretas para que el carácter especifico estimulante , para que el estímulo específico de la situación del deporte competitivo pueda ser plenamente efectivo.
• Esta estrechamente unido este motivo del rendimiento perdurable y general a otras motivaciones ( por ejemplo la agresión, la sexualidad). En caso afirmativo, con cuáles y de que forma?. Existen relaciones entre los motivos del rendimiento y otras dimensiones de la personalidad? Es esencial la estructura de la personalidad para la diferencia existente entre deportistas de competición y no deportista?
• Como se comportan los motivados por el éxito y los motivados por el fracaso en relación con la fijación de objetivos y conductas arriesgadas, teniendo en consideración que es precisamente en el deporte donde unos y otros pueden definirse con toda claridad y son comprensibles para todos? (Gabler,1972).

     Teorías y teorías seguirán tratando de cientifizar un conducta que ya emerge como innata en la naturaleza humana y que, dentro de situaciones positivas, le permite al ser humano expresarse de un modo singular y particular. Después de todo la Vida misma, nos enseña que su esencia consiste, también, en competir contra su propio límite.
Apuntes obtenidos de la pagina web:
http://www.psicologia-online.com/ebooks/deporte/index.shtml

Bibliografía General
Dosil Dias, Joaquin - Psicología y Rendimiento Deportivo -Edic.Gersam 2002 - España
Gonzalez, Lorenzo J.- El entrenamiento psicológico en los deportes- Editorial Biblioteca Nueva S.L.- Madrid -1996
Lawther John D. - Psicología del Deporte y del Deportista. Ediciones Paidos - Barcelona - l987
Thomas Alexander - Psicología del Deporte - Editorial Gerder - Barcelona - l982
Williams, Jean - Psicología aplicada al Deporte (varios autores) - Biblioteca Nueva - Madrid - l99l

1 comentario:

Kittycat dijo...

Hola,quiero compartirles un blog tambien de motivacion y deporte, espero les guste y puedan compartirlo. https://www.facebook.com/UnlimitedEmotions